Metodología

Slider

Metodología para el monitoreo de la implementación del Acuerdo de Paz colombiano

En el año 2012, investigadores y mediadores de la Matriz de Acuerdos de Paz (PAM) del Instituto Kroc de Estudios Internacionales de Paz de la Universidad de Notre Dame comenzaron a brindar apoyo investigativo a los delegados del Gobierno de Colombia y de la entonces guerrilla de las FARC-EP, reunidos en la mesa de negociaciones de paz en La Habana (Cuba) en temas como el contenido del Acuerdo de Paz y la importancia de la implementación y de la verificación a largo plazo.

Cuando se hizo evidente que un acuerdo final estaba por alcanzarse, los investigadores le presentaron a ambas delegaciones una metodología nueva y holística para hacer seguimiento a la implementación en tiempo real. En particular, la propuesta buscaba abordar las debilidades comunes que se han evidenciado en anteriores mecanismos de verificación a la implementación de acuerdos de paz en el mundo. El objetivo de lo que se denominó Iniciativa Barómetro fue proporcionar un mecanismo de alta calidad, proactivo y receptivo que permitiera evaluar la implementación con miras a la innovación y a la toma de acciones preventivas en las primeras etapas.

La Iniciativa Barómetro propuso enfocarse activamente en:

  • medir todos los aspectos del cumplimiento del Acuerdo Final con el objetivo de dar seguimiento a la implementación durante diez años;
  • recopilar y evaluar eventos de implementación provenientes de fuentes publicadas y observaciones de campo de un equipo de especialistas en procesos de paz con sede en Colombia;
  • producir información mensual e informes periódicos sobre el estado de implementación, haciendo énfasis en la identificación de brechas y atrasos; y
  • facilitar un espacio objetivo, medible e imparcial para evaluar los avances y considerar respuestas oportunas para mejorar la implementación.

La Iniciativa Barómetro fue aceptada como parte del mecanismo formal de verificación e incluida en el texto del Acuerdo final para poner fin al conflicto armado y construir una paz estable y duradera. Allí, en la sección 6.3.2. se solicita al Instituto Kroc “diseñar la metodología para identificar los avances de los acuerdos”, con base en un riguroso modelo metodológico de evaluación y seguimiento que permita monitorear el cumplimiento de los mismos. Allí se establece también que el Instituto Kroc estará “a cargo del soporte técnico” y que “los informes, matrices y productos tendrán como destinatario el Componente Internacional de Verificación (CIV) y la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación (CSIVI)”.

Entre 2016 y 2017, el equipo de PAM creó una metodología específica para monitorear la implementación de 578 disposiciones, definidas como compromisos concretos, observables y medibles, encontradas en el Acuerdo. Estas disposiciones se subdividieron en 18 temas y 70 subtemas y se agruparon en los seis puntos del Acuerdo, así como en los enfoques transversales: territorial, étnico y de género. El número de disposiciones se basa en el texto del Acuerdo Final, en consulta con los miembros de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo de Paz (CSIVI).

Para monitorear, rastrear, validar y organizar todos los datos recogidos a nivel local, nacional e internacional, la Iniciativa Barómetro cuenta con un equipo especializado en recolección, análisis y comunicación de información sobre el estado de la implementación. En Colombia trabajan más de veinte profesionales en diversas regiones, quienes interactúan con las partes signatarias del Acuerdo, agencias implementadoras, líderes de la sociedad civil, líderes sociales en los territorios rurales, representantes de la comunidad internacional y académicos.

El equipo cuenta también con investigadores localizados en la Universidad de Notre Dame en Estados Unidos, quienes se concentran en el análisis cuantitativo de la información obtenida en Colombia. Ésta se conserva en una base de datos (MAXQDA) que, a septiembre del 2020, contenía alrededor de 20.000 eventos de implementación, lo que en promedio representa unos 4.300 hechos de implementación cada año.

Para calcular los niveles de implementación de las disposiciones, el análisis toma en cuenta reportes de más de 170 entidades estatales, organizaciones y centros de pensamiento, artículos periodísticos y contenidos publicados en medios de comunicación, además de entrevistas con representantes de la sociedad civil y actores de paz estratégicos.

Con base en la información recolectada, los investigadores asignan un puntaje de 0 a 3 a cada provisión para indicar su nivel de implementación:

  • 0 significa que la implementación de las disposiciones no ha iniciado;
  • 1 significa que las disposiciones han alcanzado un nivel mínimo de implementación (esto indica que, aunque se ha iniciado alguna acción para cumplir con los compromisos, es probable que no se alcancen a implementar en el plazo establecido);
  • 2 significa que las disposiciones tienen un nivel intermedio (lo que indica que si el ritmo de implementación sigue avanzando como lo ha hecho, pueden completarse en el tiempo establecido), y
  • 3 significa que la implementación ha sido completada.

A partir de estos datos y análisis, el equipo de PAM elabora informes anuales y productos de investigación y monitoreo que describen el progreso de la implementación y son presentados a la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo de Paz (CSIVI), al Componente Internacional de Verificación (CIV) y, enseguida, dados a conocer al público.

Estos informes ofrecen una perspectiva independiente, objetiva e imparcial sobre el estado de la implementación, de gran utilidad para las instituciones interesadas en el Acuerdo Final, las agencias implementadoras, la comunidad internacional, la sociedad civil y los constructores de paz en general. De esta manera puede sintetizarse la metodología que desde el primer día de implementación ha ayudado a que el Instituto Kroc, como monitor externo, proporcione un mecanismo proactivo que permite evaluar la implementación de manera efectiva. Los informes Kroc además resaltan las acciones de prevención temprana y contribuyen en la búsqueda y apoyo de estrategias para avanzar en una implementación robusta e integral del Acuerdo Final.